martes, 16 de agosto de 2011

Con SIDA en un estado zonzo ... el culo te lo tenes que cuidar solito

imagesEstamos viviendo con ausencia de Estado, en un desgobierno que hace que las obras sociales vayan en franca decadencia y cada vez más se hace efectivo aquello de que (y me cito):”El culo te lo tenés que cuidar solito”. ¿Nos podemos preguntar que representa el estado y que el gobierno?

Estado: Máxima forma de organización jurídica de los individuos que integran un conglomerado social o una colectividad, en donde cada uno de sus integrantes cede una parte de su libertad, para conformar un organismo denominado Estado; el cual se subdivide en poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial a fin de garantizar un orden social.

Gobierno: Se entiende por gobierno el órgano colegiado formado por un Presidente o Primer Ministro y unos Ministros al que la Constitución o la norma fundamental de un Estado atribuye el poder ejecutivo.El Gobierno constituye el centro desde el cual se ejerce el poder político sobre una sociedad. Podría decirse que tiene una función identificadora de la actividad política, es el núcleo irreductible , sin el cual parece difícil pensar el la dimensión de la propia política

Un estado demagogo es un estado zonzo que no sirve para hacer frente a las vicisitudes de los enfermos en lo cotidiano. Pasearse por los medios con un lazo rojo no es hacer una campaña. Asignar subsidios tampoco, pero ayuda a un grupo de gente que se ha quedado marginal.

Gente, tal vez, muy valiosa aún activa laboralmente que solo depende un subsidio o una pensión por invalidez para poder vivir, el sida no mata, pero si discrimina, la discriminación es silenciosa, lo es cuando en una oficina de personal se decide no tomar gente que lleve la serología, lo es cuando secretamente los jueces de la nación (todo en minúscula, porque de mi parte ya no hay respeto) deciden por tecnicismos que una persona no tendrá derecho resarcitorio, económicos, ni morales, frente a grupos corporativos nacionales o multinacionales, que se hacen feroces frente a ese ser, que tal vez lo que solo busque con su trabajo sea, mantenerse y la tan preciada obra social.
Las cosas no han cambiado y tenemos que sobrevivir en esta jungla de Estado zonzo y de ONG’S que solo buscan cobrar subsidios diciendo que ayudan para poder entrar en la repartija de la torta, hacer viajes para informarse, pero del paciente, que paciente espera… nada.

La elección del uso del condón es un tema crucial, por sí o por no. Un paciente me dijo una vez: que él sabía que eso le podía ocurrir por el tipo de vida sexual que llevaba. Justamente eso le ayudó a enfrentar el tratamiento que siguió después, e incluso hasta decidió conjuntamente con su medico no tomar la medicación (que según él no le hacia ningún efecto). Se hacía tratar por la obra social de bancarios, que tantos problemas tuvo con medicamentos adulterados.

Esto no sucedió mágicamente. Esto se dio en un marco de aceptación de los hechos y de estar bien plantado frente a lo que le estaba ocurriendo. El secreto está en poder SOSTENER la decisión que se tome, la de usar el forro o la de no usarlo.

Solo depende de nosotros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

“Psicologia en el vestuario”: la obsesión por el tamaño

La intimidad del gimnasio es, por excelencia, el ámbito de la comparación, la autocrítica y la rivalidad. Un lugar donde se exponen las gan...